Todo acerca de BLW (baby led weaning)

Por milena
3700 Visitas

El  “baby led weaning” (BLW) es una expresión que significa que el “bebé dirige o conduce el destete” y da nombre a un método o plan alimentario que se conoce como “alimentación autorregulada por el bebé” o “alimentación complementaria dirigida por el bebé”  y consiste en dar al niño preparaciones que forman parte del menú familiar con pequeñas adaptaciones, sin recurrir a los triturados o purés de la alimentación convencional. 

La lactancia exclusiva  está recomendada hasta los 6 meses, y a partir de esta edad se debe iniciar la introducción de diferentes alimentos aprovechando que el niño va desarrollando las habilidades motoras para empezar a comer.

Aquí es entonces, cuando se plantean 3 alternativas para efectuar  la introducción: alimentos triturados con cuchara o licuados (papillas o triturados), alimentos muy blandos en trocitos o alargados que pueden ser cogidos por las manos del bebé ( BLW), o la opción mixta que conjuga ambas modalidades.

Beneficios del Baby Led Weaning

El “baby led weaning” (BLW)  ofrece los siguientes beneficios:

  • El bebé participa de las comidas familiares, lo que facilitará que pruebe una mayor diversidad de alimentos y más integración.
  • Es un método que enseña a través del ejemplo y por ello la familia deberá planificar alimentos saludables, así que siguiendo este método es probable que mejore la alimentación de toda la familia.
  • Favorece las habilidades motoras y la autonomía del bebé.
  • Permite estimular más los sentidos del bebé al descubrir por él mismo, distintos sabores, texturas, colores y olores.
  • Fomenta la independencia temprana del bebé y se convierten en niños menos “quisquillosos” con la comida o niños malos comedores.
  • Los bebés determinan a la velocidad que comen, y por lo tanto disfrutan más de la comida, sin sufrir imposiciones o asociaciones negativas con la comida.
  • Al no obligarlos a comer o a terminar el plato, más adelante estarán dispuestos a probar nuevos alimentos en el futuro  y el momento de comer se convierte en una situación agradable para el bebé.
  • Favorece la adquisición de buenos hábitos alimentarios que logran evitar el sobrepeso y/o obesidad en el corto y largo plazo.
  • Al no utilizarse prácticamente “cereales para bebés”, “yogures infantiles”, “gusanitos”, etc. el bebé no consume azúcares añadidos o exceso de sal (ingredientes que también suelen incorporar las papilas industriales….) y que se deben evitar tanto en el primer año de vida como en los restantes.

Precauciones

Entre los posibles riesgos del BLW, estarían el riesgo de deficiencia de energía, deficiencia de hierro y de asfixia o ahogo (aunque muchos padres lo practican con éxito); por estas razones, en la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, se llevó a cabo un estudio llamado BLISS con el objetivo de lograr mejoras en el BLW y se llegó a la conclusión que:

Para evitar la deficiencia de energía y hierro en cada comida se debe ofrecer un alimento proteico (no dar más de 30-40 g de carne o pescado al día o bien un huevo pequeño diario y legumbres), un farináceo (arroz, pasta, pan, cuscús…), y una verdura y/o una fruta. Para aumentar el aporte de energía también podemos usar en cada comida el aceite de oliva y/o el aguacate .

Para paliar el riesgo de asfixia o ahogo se aconseja evitar aquellos alimentos que pueden producir atragantamiento como frutos secos enteros (que sí pueden ofrecerse molidos), uvas enteras, palomitas, maiz, biscotes, trozos de manzana o zanahoria cruda, etc. que podrán ser consumidos en estas formas a partir de los 3 años de edad. Hay que diferenciar asfixia (atragantamiento total) de las arcadas que son habituales en los bebés ya que tienen muy sensibles los reflejos que hacen que cualquier cosa que alcance la parte posterior de la lengua o la garganta le produzca dichas arcadas o tos. Pero así van aprendiendo que pueden y que no pueden tragar.  El proceso es sencillo si le ofrecemos comida blanda que pueda aplastar con la lengua y el paladar, o las encías.

Igual de relevante es no dejar solo al bebé, por lo que siempre deben comer acompañados.

Recomendaciones para poner en marcha el Baby Led Weaning

El bebé debe cumplir unas condiciones previas:

  • Desarrollo psicomotor adecuado: puede mantenerse sentado (con apoyo) y con la cabeza erguida, es capaz de coger cosas y llevárselas a la boca; y ya no presenta el reflejo de extrusión (con el que empuja con la lengua hacia afuera cualquier sólido), que suele desaparecer entre los 5 y 6 meses.
  • El bebé muestra interés por la comida.

Conclusiones

El BLW es positivo para crear buenos hábitos alimentarios desde la infancia ya que respeta las señales de saciedad del bebé, ya que no se le obliga a comer y le permite descubrir el sabor y textura original de cada alimento. Además orienta a toda la familia hacia una alimentación más saludable. Si deseas  ponerlo en práctica, pero tienes algún tipo de duda, puedess contactar con tu pediatra o profesional sanitario con experiencia en el BLW.

Una buena adquisición de hábitos alimentarios en la infancia es fundamental para lograr un óptimo estado de salud en la vida adulta y por eso la práctica del Baby Led Weaning puede ser muy positiva.

En nuestro Recetario digital podrás encontrar 40 Recetas que combinan papillas con sólidos para dar inicio a la alimentación complementaria de tu bebé, DESCÁRGALO AQUÍ

Esto también puede gustarte

Este sitio usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Estamos seguros que esto está bien para tí. Aceptar Ver más